img_seccion_novedades-01

La actividad física puede hacer más felices a tus niños.

Aquellos que tienen de treinta años para arriba, deben tener muy lindo recuerdos de su infancia. Seguro se acuerdan de lo que era jugar en la vereda con los vecinitos y hermanitos, andar en bicicleta por todo el barrio y hasta ir al club en familia para hacer un picnic, pegarse un chapuzón en la pileta y correr y correr persiguiendo la pelota ¿Pero qué hay de las últimas generaciones? ¡Ya no hay niños en las veredas! Los clubes parece que pasaron a ser de “viejos” o sólo para valientes que se animan a atrapar y correr pelotas.

Hoy en día muchos de nuestros niños eligen pasar su tiempo libre encerrados dentro de casa jugando con la computadora, consolas o tan solo viendo televisión. Es muy probable que estos chicos se estén perdiendo de las ventajas físicas y sociales que tiene la actividad física y el deporte.

El ejercicio físico es un gran formador de personas integrales. Es un método de adaptación social y fuente de valores, forma buenas personas, alejadas de los vicios y las malas costumbres. Como el portal ABC de España, explica, cuando un niño entrena aprende a 41bfba66b17f763155ebb07445713daatrabajar en equipo, formar una identidad y ocupar el tiempo libre. Les permite a los chicos aprender a manejar logros y fracasos. A conocer el valor de la práctica y la preparación para mejorar el rendimiento. A entender el concepto de justo e injusto, a aceptar la autoridad adulta e interrelacionarse con distintos grupos sociales y económicos, así como también la autodisciplina.

Imagen by: http://goo.gl/xGARWT

La práctica habitual del ejercicio físico ayudará a tu hijo a mantener un buen estado de salud ya que se entrena el corazón, el sistema respiratorio y además lo hará sentirse más vivo. Está comprobado que realizar actividad física  favorece a tener una mejor calidad del sueño y  un buen estado de ánimo.

Entonces les proponemos hacer deporte en familia, pasar más tiempo juntos al aire libre, yendo al parque o al club mucho más seguido. Agregar a su rutina diaria alguna tarde de deporte para que sus hijos caminen, jueguen, anden en bici y hasta corran, les ayudará para prevenir el sobrepeso y a evitar el sedentarismo. Se sentirán con más energías, harán que sus cuerpos sean más fuertes y volverán a su día a día con más ánimo.

 

 

 


«

Deja un comentario